El hombre para ser feliz necesita comunicarse con los otros de forma efectiva y empática. Si no sabe, o no es capaz de transmitir lo que piensa, y lo que siente de manera que los demás le entiendan, no conseguirá comunicar.

Al contrario de lo que muchas personas piensan, comunicar no es solo hablar. Es también saber escuchar, observar y analizar de forma activa lo que dicen los demás para saber relacionarse. En una palabra saber ponerse en el lugar del otro. Es comprender y respetar al otro y sus opiniones, y al contrario de lo que pueda parecer, no es sinónimo de aceptación. Empatía es saber por qué nuestro interlocutor muestra determinadas conductas y emociones, y a qué obedecen sus actitudes.

¿Cómo puedes mejorar la comunicación?

  1. Empieza por escuchar al otro con una actitud cercana y paciente
  2. Crea con la mirada un clima de confianza y no de crispación
  3. Aprende tanto de las críticas positivas como de las negativas
  4. Controla tu diálogo interno (lo que piensas) y no te dejes influir por lo que puedan opinar los demás. Lo importante no es lo que nos digan los demás, sino lo que nos decimos a nosotros mismos con nuestros pensamientos.
  5. Para que alguien te comprenda es importante que se sienta querido, y no agredido. Nuestro interlocutor puede estar preso de la cólera, o de la apatía. Pero siempre se sentirá sorprendido cuando vea que no lo atacamos, ni queremos convencerlo de algo. Aunque estemos en desacuerdo con alguien, tenemos que esforzarnos por escucharle, por acercarnos a él y encontrar un punto de encuentro.
  6. Transmite afecto y una actitud de querer ayudar, recibirás más acogimiento por parte de tuaudiencia
  7. Busca el momento idóneo para comunicar tu mensaje. “Pretender hablar cuando el otro no está en condiciones de escucharnos, resulta contraproducente y estéril”.

¿Qué necesitas para favorecer la comunicación?

  1. Paciencia
  2. Control emocional
  3. Capacidad de escucha
  4. Transmisión de tranquilidad

¿Cómo debes potenciar la escucha activa?

Para que la comunicación se desarrolle de forma adecuada, el interlocutor tiene que sentirse primero escuchado, y después comprendido. Aquí te digo los pasos de cómo puedes hacerlo:

  • Analiza los gestos y las palabras de tu interlocutor. En el caso de que haya discrepancias entre el lenguaje verbal y los gestos, según muchos estudios, lo que prevalece es lo que dice la comunicación no verbal (movimientos del cuerpo) pues es la que transmite “los sentimientos y las emociones”
  • Escucha de forma atenta y mirando directamente a los ojos a quién te habla, reforzando su comunicación con señales de escucha: movimiento de cabeza afirmativo, inclinación del cuerpo, mostrando interés etc
  • Formula preguntas aclaratorias, enfatiza ciertos contenidos de lo que te cuenta el interlocutor y resume los puntos más importantes de su mensaje
    • Emitiendo palabras que demuestren atención y apoyo: “claro”, “lógico”…
    • Formulando preguntas para aclarar el mensaje: “¿tú crees?”, “qué pasó?”
    • Repitiendo contenidos “Entonces tú crees que lo que pasó fue”…
  • Reflejando en nuestro rostro la emoción que siente la otra persona: preocupación, alegría etc
  • Sonreír. Al sonreir, haremos que la otra persona se sienta bien
  • No interrumpir
  • Ser naturales y no teatralizar
  • Acepta comentarios negativos sobre ti mismo. “Aceptar no es compartir pero si respetar”. En definitiva, crea un clima de confianza sin sancionar ni condenar al otro.

 

 

Share This
Aprende a comunicarte de forma eficaz

Aprende a comunicarte de forma eficaz

Recibe artículos con consejos sobre comunicación en tu email.

Genial, ya está.